BITÁCORA INSPIRADA

Por Eli Bravo

Nadie dijo que sería fácil y por supuesto que no lo ha sido. Si tuviera que describirlo con una imagen escogería esta: navegación nocturna con brisa fuerte en aguas desconocidas. No hay GPS. Solo una brújula de mano y una carta náutica de líneas borrosas. Pero están las estrellas, la buena tripulación y la convicción de enfilar hacia el destino. En una ocasión escribí “la vida es cuestión de rumbo y deriva”. Hoy lo vivo en carne propia, no en un barco, sino a bordo de Inspirulina.

El viaje comenzó hace meses como una aventura: crear un sitio web que me sirviera de plataforma para la reinvención. Las tormentas de ideas paulatinamente se transformaron en empresa, y acá uso la palabra en el sentido de echarle bolas al proyecto. Pasar de las palabras a los hechos. Hace apenas unos días nos lanzamos al agua. Ahora estamos en línea y navegando. Ahora es cuando realmente comienza la travesía.

Feliz con los resultados, confieso que en muchas ocasiones me he sentido perdido. Otras tantas he querido saltar por la borda. Claro que han habido momentos de crucero placentero, afortunadamente muchos, y a medida que pasan los días descubro que el océano de mis dudas es más ancho de lo que pensaba. También que nada enseña tanto como el ensayo y error.

¿Lo mejor hasta ahora? Una parte de mi aprendió a convivir con el miedo, otra ha aprendido a aprender, y para seguir con las conjugaciones, estoy aprendiendo de nuevo que nada vale tanto como seguir los impulsos creativos del corazón. Nadie garantiza que lleguemos a puerto seguro, pero si naufragamos (y siento en los huesos que no lo haremos) simplemente el hecho de haberlo intentado es ya un triunfo.

Como verás, no te he hablado mayor cosa de Inspirulina.     Y es que prefiero que navegues con nosotros y vivas la experiencia. De lo que quería hablarte era de esa voz que te dice “suelta las amarras y marca tu rumbo”. Escúchala. Es cierto que podría lanzarte a aguas espesas, pero sin duda, muy vivas.

Nadie dijo que sería fácil iniciar una empresa. Pero así es el juego. Hay que fajarse en el timón y echar pa´lante. Los días buenos y los malos.  Eli Bravo.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s