He decidido salir a correr…

Por nada ni nadie negocio mi paz.
Normalmente corro tres veces por semana, hoy he sumado una sesión más y porque? Porque estoy enfadado, muy enfadado, enojado, bravo, arrecho como dicen en Venezuela, la razón? ó razones? Bueno una ó muchas, pero tal vez una sea el detonante, el deseo de personas muy cercanas de meterte por los ojos, en tu vida, lo que tu no deseas…sí aunque no lo creas hasta el “OPTIMISTA CRÓNICO” tiene malos días.

Hoy he decidido salir a correr… Es donde encuentro mi espacio, en la carretera, en el campo, en la naturaleza, un espacio en el que puedo ser yo mismo, sintiéndome, sudando, cansado, descansado, descargado, el espacio donde el enfado no tiene sitio y vuelvo a mi estado de bienestar.

Enfadado no se puede escribir… Es por eso que mañana tendrás “My Bucket List” ó lista de deseos, a ver sí mi entorno, el universo se entera lo que realmente me quita el sueño, lo que deseo y a las personas que en esos deseos quiero que permanezcan.

Decido comenzar a pensar en cosas triviales para que el enfado se diluya, como por ejemplo: los coches les veo pasar, las hormigas no paran de trabajar, porque los aviones no los fabrican del material de las cajas negras me pregunto, incluso pienso: que sin oficio son los que deciden pintar ó hacer garabatos con spray en los bancos de los parques.

Tal vez no sea para tanto, mañana ó en unos años seguro todo será historia, miedos, enfados se habrán desvanecido y serán otros los retos que tengamos que afrontar, espero ese futuro viviendo en el presente, un presente en el que decido darle fuerza ó no a mi enfado, HE DECIDIDO SALIR A CORRER…PARA QUITARLE CUALQUIER TIPO DE SENTIMIENTO NO BENEFICIOSO A ESE ESTADO DE DISGUSTO O ENFADO.

Salud, Ilusión y Éxitos.
Guillermo Rodríguez.

Anuncios

6 Respuestas a “He decidido salir a correr…

  1. Querido amigo, esa fórmula del ejercicio al aire libre, hasta casi la extenuación es casi mágica….y verdaderamente reconfortante para el cuerpo y el espíritu.

    Permite que la circulación sanguínea fluya convenientemente, hace que el corazón trabaje y contribuya a desatascar los conductos, mientras los músculos se ejercitan y tonifican y – probablemente lo más importante – permite la reflexión solitaria mientras el cuerpo va siendo consciente de su verdadera capacidad: una situación perfecta para recargar la mente de humildad y mejor consideración hacia los demás.

    Confieso que provoco a diario esa situación, desde hace muchos años, aunque ahora – sobrepasados los setenta – haya tenido que sustituir la carrera por la marcha activa, por culpa del desgaste de mi tendón de Aquiles derecho. Y sostengo que no puedo vivir sin mi dosis diaria de esa fórmula, que mi cuerpo y mi mente necesitan como el alimento.

    Es, sin duda, la fórmula mágica contra esos enfados, esos desengaños, esas frustraciones, esas decpciones

    • Distinguido y apreciado Don Pedro!
      Que sabías son sus palabras, complementan perfectamente lo que deseaba expresar en este post.
      Gracias gracias muchísimas gracias, “Una situación perfecta para recargar la mente de humildad y mejor consideración hacia los demás” Mucha razón Don Pedro, aprendizaje continuo nos ofrece esta vida, tal vez ese sea la gran lección que debo aprender: humildad y consideración hacia los demás, GRACIAS AMIGO.

      Fuerte y cálido abrazo.
      Guillermo

  2. Querido amigo, esa fórmula del ejercicio al aire libre, hasta casi la extenuación es casi mágica….y verdaderamente reconfortante para el cuerpo y el espíritu.

    Permite que la circulación sanguínea fluya convenientemente, hace que el corazón trabaje y contribuya a desatascar los conductos, mientras los músculos se ejercitan y tonifican y – probablemente lo más importante – permite la reflexión solitaria mientras el cuerpo va siendo consciente de su verdadera capacidad: una situación perfecta para recargar la mente de humildad y mejor consideración hacia los demás.

    Confieso que provoco a diario esa situación, desde hace muchos años, aunque ahora – sobrepasados los setenta – haya tenido que sustituir la carrera por la marcha activa, por culpa del desgaste de mi tendón de Aquiles derecho. Y sostengo que no puedo vivir sin mi dosis diaria de esa fórmula, que mi cuerpo y mi mente necesitan como el alimento.

    Es, sin duda, la fórmula mágica contra esos enfados, esos desengaños, esas frustraciones, esas decepciones que llegan a cansar, pero que el tiempo se encarga de borrar con mayor o menor rapidez. Y es, a la vez, el elixir que te permite valorar la situación en su justa dimensión, para hacerte comprender que quienes te han colocado contra las cuerdas no han hecho más que autodefinirse y, consecuentemente, excluirse.

    No te preocupes, amigo: la auténtica amistad – que nada pide, ni exige, ni busca – existe. Sé que tú cuentas con muchos y verdaderos amigos…Así que, corre, corre y corre hasta el agotamiento. Cansa el cuerpo, libera la mente y disfruta después del descanso de ambos.

    Un abrazo.

  3. Querido Guillermo!! Yo medito pues acá no se puede correr la hora que podría… Pero sabes que? Jejejejeje tengo blogs de amigos que me pasan EXACTAMENTE el feeling que tenía corriendo, así que gracias me lleno el día!! Besos criollos!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s