Mi relación falló ¿y ahora?

Mi relación falló ¿y ahora?Mi relación falló ¿y ahora?.
Por Inspirulina.(@inspirulina).

Una de las cosas más difíciles para una persona es el momento de volver a enfrentar la soledad después de una relación larga. El despecho es, sin duda, uno de los estados más dolorosos por el que se pueda pasar; incluso si fuiste tú quien decidió finalizarla. Acá no entran las relaciones tóxicas en las que hay situaciones de peligro en el medio (si lograste salir de una: ¡felicitaciones!).

Saber que ya las decisiones no se toman entre dos, el miedo a conocer a otra persona, la inseguridad ante lo desconocido, la incertidumbre, la desesperanza, la decepción, ¡la tristeza! Todos son estados naturales por los que no debes dejar de pasar. Algo hay que tener claro, sin embargo: pasarán.

Las relaciones implican sacrificio, aprender a ceder, a no poner tus intereses por encima de la otra persona, y toda una serie de negociaciones que si se llevan de la manera incorrecta pueden, de hecho, terminarlas. Pero a lo pasado, pasado: si ya estás en ese punto, tienes ante ti la maravillosa oportunidad de aprender a re-conocerte, a palpar quién eres después de tal o cual cantidad de años en pareja, a retomar que lo habías dejado de lado y, sobre todo, a crecer.

Tú dirás: sí, suena muy bien y muy esperanzador, pero en este momento no tengo ni idea de cómo hacerlo y lo único que me provoca es echarme en la cama y llorar hasta deshidratarme. Pues bien, eso no pasará –si bien las lágrimas son liberadoras y por lo tanto recomendadas-, mira cómo puedes ir identificando tus propios puntos clave:

Importas tú, no lo que los otros piensen. “Ay, se quedó en esa soledad ya pasados los treinta”, “es muy difícil que encuentre a alguien de nuevo” y, bah, paremos. Los demás no duermen contigo. Este es tu momento para hacer lo que quieras, y no debe detenerte nada ni nadie.
Aprende a amarte. Tu capacidad de amarte determinará tu disposición a amar a los demás: esto es lo más importante. Las relaciones son sólo una parte de la vida; si tu relación dominaba cada parte de ella, estás a punto de entrar en el estado de agradecimiento porque haya terminado, ¡y eso es maravilloso!
Tu identidad no depende de tu pareja. Si te miras al espejo y no reconoces a quien ves, es el momento de ponerse manos a la obra. Ponte en la labor de recordar qué te gusta, qué te gustaría lograr, y no dejes que pase más tiempo.
No gastes energía en arrepentimientos. Los errores son inevitables, y sólo pueden enmendarse con el perdón y nuestra disposición a no repetirlos. “¡Perdí mis mejores años!”, te lamentarás. Pues debes convencerte de que los mejores años están por venir. ¿Soñabas con cumplir cincuenta años de matrimonio con alguien y ya el calendario no te ayuda a completar la cuenta? ¡No importa! Estás a la espera de encontrar a alguien que te haga vivir momentos de felicidad intensa y plena. Créetelo.
Despréndete. Esto es lo más difícil: no esperar al próximo. Pero debemos decirte que mientras más esperes, más se tardará en llegar el siguiente acompañante de tus días. Las relaciones más auténticas y duraderas llegan por sorpresa, mientras no las esperas. ¿Qué vas a hacer mientras la esperas, ganar peso con la cobija al cuello viendo comedias románticas? Allí nadie te va a encontrar.

Todo cambia, todo se mueve, y si has llegado de nuevo a la soltería es porque te toca vivir cosas nuevas que te llenen, que te hagan crecer, que te hagan encontrar la belleza en la vida de nuevo. Una vez allí, no una, ¡muchas! personas se detendrán a verte en estado de plenitud y querrán tenerte a su lado. No te olvides nunca de quién eres.

Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia…

Salud, Ilusión y Éxitos.
Guillermo Rodríguez.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s