El Valor de los Valores.

El Valor de los valores.El mundo parece depender de la escala de valores y el transporte de valores, en una sociedad confundida, aburrida y manipulada por los medios de comunicación. Es tan grande su influencia que automatiza y doblega la voluntad a su antojo, revirtiendo los Valores Humanos en una especie de abismo conceptual del que muy pocos escapamos.

El valor principal es el consumo, aunque para ello se asfixie la dignidad y caigamos en el terreno obligado de poseer lo que no podemos comprar. Esta presión sin tregua procura separaciones, depresión y un estado insatisfactorio que hace enfrentar posiciones y desviar conductas, no es una casualidad que las prescripciones y consumo de medicamentos para el SNC (Sistema Nervioso Central) se incrementen cada día, me doy cuenta de ello en mi ejercicio profesional.

Esto ha provocado que la educación baje su nivel, no de conocimientos sino de enseñanza, donde el maestro imparte al alumno lo general sin llegar a tocar el alma del individuo. Igualmente la medicina ha caído en la autopista de las tarjetas doradas, en donde el enfermo es una cifra en dinero cuya vida depende de su cuenta bancaria, gracias a dios aún esto no ocurre en España, pero si en muchos países del mundo, por ejemplo en Venezuela. La inversión de valores nos está llevando a apreciar lo indeseable y echar a un lado los elementos que contribuyen al fortalecimiento de una sociedad mejor. Los vivos, ventajistas y aprovechadores son premiados, mientras los ciudadanos decentes aislados por carecer de ambición y espíritu de competitividad.

La honestidad es aplastada por la corrupción y el tener se ha convertido en una enfermedad que solo se cura con una inyección de millones, no importa la manera como se logre. Es así como estamos destruyendo los bosques, contaminando lagos, mares y ríos, instalando más fábricas que perforan la capa de ozono, buscando petróleo en canarias y afilando guerras que definitivamente nos conviertan en excremento de una minoría adinerada que decide nuestro destino.

Hasta el momento no hemos tenido el Valor de revelarnos contra esos verdaderos asesinos del mundo, quienes si los dejamos seguirán en su afán destructivo y cuando ya no haya tierra ni agua, volarán a Júpiter u otro planeta para de igual forma destruirle.

Ellos saben que nos tienen entretenidos frente al televisor, nos alimentan con basura y ponen a nuestro alcance los últimos inventos tecnológicos, mientras les permitimos concretar sus sueños. Somos más los que nos oponemos, pero al parecer vale más el valor menos.

Permaneceré fiel a mis Valores Humanos y atento a todo aquel que también lo esté, tal vez volver al origen sea la solución, de momento pienso en voz alta y me desahogo escribiendo…

Salud, Ilusión y Éxitos.
Guillermo Rodríguez

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s