¿Me permites que te cuente una historia?

Me permites que te cuente una historia.Podemos ir andando y así charlamos un poco acerca de la historia que quiero contarte, ó bien coger una bicicleta en la que podamos ir los dos, ó en moto, eso sí yo conduzco, en coche, tren ó avión con destino a quien sabe donde, el hecho importante es que me permitas que te cuente esta historia.

Soy Guillermo, nací en Caracas-Venezuela, soy el 2do. de los 3 hijos que tuvieron mis padres. Al nacer LA VIDA toma sentido, toda la esperanza está puesta en ese nuevo ser, sin embargo, nacemos con 2 pasaportes: El de la SALUD y el de la NO SALUD.

Un genio del cine, Woody Allen, definió la salud como un estado de transición que no promete nada bueno: es suficiente el efecto de un mínimo desequilibrio para modificar nuestro estado de salud.
Voltaire, escritor, historiador, abogado francés decía: “El arte de la medicina consiste en entretener al paciente mientras la naturaleza cura la enfermedad”

El 23 de Enero de 2008 a mis 37 años de edad en la sala de urgencias de un hospital de la boca de una joven médico salen las palabras que nunca nadie quiere escuchar: “Usted tiene LEUCEMIA, tenemos que ingresarle”, ósea, que aquella Dra. me estaba diciendo que yo tenía CANCER EN LA SANGRE, palabras que causaron en mi una sensación de miedo indescriptible, de inmediato la película de toda mi vida en cuestión de segundos pasaba por mi mente, me sentí perdido, con miedos, sin saber que hacer, ¿que pasará?, estoy casi recién llegado a España tengo apenas 3 años aquí, mi hijo, el pequeño gran Sebas con tan solo 2 años, ¿no tendrá a su padre mientras crezca?, las preguntas sin respuesta, en fin, una sensación como si estás plácidamente durmiendo y de pronto te despiertas volando en un helicóptero del que saltarás a un campo de guerra, pues a eso mismo iba a ir yo a una guerra en la lucha por retomar mi salud.Mi vida ha tomado un violento y brutal giro completa y absolutamente inesperado, todo se rompe.

Me ingresan de inmediato en la planta de hematología, te visten con tu traje de guerra, que no crean ustedes que es antibalas y de seguridad como el de los militares en la guerra, al contrario, es una diminuta bata que casi te cubre con la que tendrás que enfrentar la dura batalla. Se inician los ciclos de quimioterapia, al principio tienes fuerzas, confianza y crees que vas a poder con todo lo que se te venía encima, pero al pasar los días no se si por el efecto de las medicinas ó por la misma Leucemia te empiezas a debilitar física y mentalmente. Todo lo que comes y lo que no lo vomitas, pierdes el apetito, la comida no tiene sabor, bajas de peso, pierdes el pelo, pierdes las fuerzas, LA ENFERMEDAD y LOS TRATAMIENTOS comienzan a manifestarse en su máxima expresión.

Sin embargo allí están muy cerca de ti, los científicos, LOS MÉDICOS, mi Médico ISABEL, con sus conocimientos, sus miedos y certezas, poniendo lo mejor de ellos para cuidarte y curarte.
Muy cerca también tus FAMILIARES, AMIGOS Y COMPAÑEROS DE TRABAJO, que seguramente se encontraban sufriendo no como yo pero si de una manera igual de intensa.

Dias de vértigo, montado en esta montaña rusa, quería que se detuviera pero no paraba, complicaciones y más complicaciones al punto de no tener incluso por donde sacarme sangre porque las venas de los brazos se habían endurecido y algunas infectado, al final, me tuvieron que tomar una vía central para poder sacarme la sangre y alimentarme. Los MÉDICOS me observaban que ya ni dormía, me indicaron medicamentos para dormir, me negué a tomarlos, dije que deseaba estar muy lúcido, despierto. Fue en este MOMENTO cuando entendí que debía existir O CREAR una FUERZA OPUESTA a todo lo que me estaba ocurriendo, sabía que tenía que ser tan igual ó más fuerte que todo aquello. En este diminuto momento de luz y despertar observé a mi compañero de habitación, un señor ingresado como yo por leucemia pero de otro tipo. Allí estaba mi compañero, no quería ni hablar, con una tristeza profunda que sobrepasaba los límites de su existencia, con la manta hasta la cabeza, padeciendo igual que yo los efectos de las noticias diarias que nos daban los médicos y los efectos secundarios de los medicamentos oncológicos nos ocasionaban. Fue en ese momento en el que me dije: no me gusta verle así, no me quiero ver así.

DECIDÍ, solicité la cama que daba a la ventana, empecé a meditar transportándome mentalmente todas las noches hasta la cama de mi hijo SEBASTIÁN para darle un beso en la mejilla, comencé a enviar diariamente mensajes de OPTIMISMO a familiares, conocidos y amigos, comencé a llamar a personas con las que tenía tiempo que no hablaba, en fin, una serie de cosas y recursos que ni siquiera yo sabía que tenía, incluso desde el hospital fui capaz de enviar un ramo de flores a MI AMOR. Todo esto tuvo su fruto, fui convirtiéndome en un ser mucho más fuerte que la misma enfermedad y los medicamentos que intentaban luchar contra ella, mi cuerpo respondió satisfactoriamente, las defensas me subieron y después de 2 meses ingresado me dan el alta. Un nuevo período se iniciaba, las fases de consolidación y mantenimiento del tratamiento que durarían dos años. En Octubre del año 2010 me dan el alta definitiva, me retiran todos los medicamentos que tomaba vía oral y un año más tarde en Noviembre de 2011 me voy a New York a correr la Maratón, la cual termino con éxito, quedando demostrado que LA SALUD había vuelto a mi, volví a ser aquel chico sonriente, deportista, proactivo que siempre había sido y desde allí me he convertido en un OPTIMISTA CRONICO.

Muchos y variados han sido los aprendizajes que me ha dejado está batalla, uno de ellos es que muchas veces no entiendes porque te suceden las cosas pero cuando llegas al futuro y unes los puntos hacía atrás, te das cuenta que todo tiene sentido, GRACIAS a lo sucedido por ejemplo, me he convertido en la persona que actualmente soy, Un Farmacéutico que asesoro a Farmacéuticos como yo en su desarrollo personal y profesional, además, me he convertido en voluntario, emprendiendo diferentes proyectos con diferentes organizaciones en algunos países, y que gracias a creer en que los milagros de LA VIDA pueden existir puedo estar en este momento tan mágico conversando contigo.

¿Que te ha parecido ésta historia, mi historia?, lo más importante de todo esto es que gracias a la FUNDACIÓN HELPING BY DOING estaré como Voluntario Corporativo el próximo viernes 14 de Noviembre en la I MUESTRA MEJORES PARA JOVENES EN RIESGO DE EXCLUSIÓN SOCIAL, compartiendo con más de 260 jóvenes mi historia con la clara intención de que la luz de muchos de estos jóvenes comience a brillar, sucederá que, en tanto en cuanto cada joven abra su mente y su corazón a dejar entrar la luz de los demás, tanto y cuando podrá “volver al amor”. Volver al amor es dejar brillar con toda la fuerza que uno tiene, la luz que todos llevamos dentro y así, iluminar con tu propia luz, para que otros también lo hagan. Volver al amor es superar nuestro mayor miedo a nuestra propia luz.

Salud, Ilusión y Éxitos.
Guillermo Rodríguez B.

Anuncios

14 Respuestas a “¿Me permites que te cuente una historia?

  1. Ahora encuentro la respuesta, y que fue una verdadera batalla, la que ganaste…
    Por qué digo que encontre la respuesta..por que Yo me preguntaba por que este pana tiene tanto optimismo, lo cual es bueno y estoy de acuerdo en eso, yo practico mi optimismo de otra manera…y ahora ya entiendo el por que de la Inspirulina….Saludos 🙂

  2. Gracias por compartir tu historia Guillermo!
    Me alegro mucho que hayas encontrado la fortaleza en ti para sobrellevar y vencer un obstáculo tan duro como el que te ha sorprendido,
    La actitud de cada individuo es una pieza fundamental en el devenir y la calidad de vida propia y de quienes conviven con él.
    Soy una ferviente convencida que mas allá de la realidad y nuestras posibilidades de modificarla o no, lo que si podemos es cambiar nuestra posición dentro de la misma y a veces esto hace la gran diferencia!
    Felicitaciones,
    Un abrazo desde Uruguay!

  3. Hola Gran Guillermo,

    Hoy es de los días que más ha encantado tu blog. Cada día te considero más héroe.

    Deseo que la sesión de voluntariado el viernes sea muy exitosa.

    Una gran abrazo

    Inma Enviado desde mi iPad

    • Hola distinguida Inmaculada! Me alegra muchísimo que hoy haya sido uno de los dias que mas te ha encantado mi blog, para mi también ha sido muy especial y reconfortante escribir acerca de una parte importante de mi vida, de mi historia. Fuerte y cálido abrazo.
      Guillermo

  4. Ole Guillermo!! Al abrir tu alma a todos, además de hacer llorara muchos, demuestras tu generosidad y valentía. Lo que hoy has hecho, es muy difícil, créeme. Aunque lo que más me ha gustado es que gracias a estas sinceras palabras vas a ayudar a muchos a reactivar su camino. Mil besos y enhorabuena por esa colaboración ¡¡Quiero verte en Tokio 2015!!

    • Apreciada Paloma !
      Que tus lágrimas, las mias y las de cualquiera que alguna vez las haya soltado, sean siempre de alegría y emoción intensa por todo aquello que nos ocurre que nos convierte en personas más humanas.
      Fuerte y cálido abrazo!
      Guillermo

  5. Un beso grande desde Deutschland* Guillermo y muchos ánimos para SEGUIR. Gracias por compartir tu historia y transmitir tu positivismo para poder disfrutar de la vida y luchar con fuerzas en los momentos más difíciles!

  6. Pingback: El reto solidario, Maratón de Tokyo 2015 | Pane Trainner's Blog·

  7. Pingback: Resultado Positivo, Neutro o Negativo: Balance 2014. | Guillermo Rodriguez's Blog·

Responder a guillermorodriguezb Cancelar respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s