Bienvenido Samuel.

/home/wpcom/public_html/wp-content/blogs.dir/2f9/40260778/files/2015/01/img_6334.jpg
QUÉ ES UN PAPÁ?
Un papá, lo que se llama un papá, es una combinación extraña de razón y sentimiento. Es aquel que sabe orientar y exigir, pero al mismo tiempo sabe amar. Es aquel que al minuto de haber regañado con severidad, sonríe y guiña el ojo con ternura. Es el que sabe decir no cuando es lo justo y sabe decir sí cuando es lo conveniente.

Un papá zapatea duro cuando cumple su deber y anda de puntillas en la noche cobijando nalguitas y cuerpecitos fríos. Un buen papá es el que después de una dura jornada de trabajo, al llegar a casa abraza a sus hijos y se vuelve un niño jugando con ellos.
Un papá es aquel hombre que genera vida, que acompaña y da seguridad ofreciendo una mano firme.
Un papá es un Higo que parece duro y espinoso por fuera pero es puro y dulce en su interior. Un Papá es un director de orquesta, es el constructor de un nido, es el maestro de la escuela de la vida.

Un Papá es ante todo un hombre con corazón, que sabe señalar el horizonte con optimismo y confianza. Un Papá, un verdadero Papá, tiene mucho de mamá, aunque tenga fortaleza de varón inquebrantable. Un papá es refugio seguro para el hijo que llora y sufre…un papá es aquel que sabe escuchar y alentar a los hijos en las derrotas de la vida.

A los papás se les dedica un día al año, pero ellos dan todos los días para los suyos. Son generosos por naturaleza, por voluntad y por amor. Además, un papá nunca muere, simplemente se esfuma para continuar mandando en su recuerdo con sus enseñanzas. Los papás, son arriesgados, decididos, comprometidos y tenaces.

Ser padres es la única profesión en la que primero se otorga el título y luego se cursa la carrera.

Es de suma importancia para ti mujer que estás por naturaleza divina deseando ansiosa tener hijos, que escojas muy bien quien va a ser el Padre, debido a que en mi humilde opinión, tener un hijo no es ir a comprarse un par de zapatos, un vestido, o un bolso, es un asunto verdaderamente serio, yo diría el más importante de la existencia humana y además es para toda la vida.

Seguramente la madre de mi hijo observó en mi muchas de esas características que distinguen a un verdadero Papá, le agradezco francamente que me haya elegido no sólo una, sí no dos veces para tal privilegio, lamento sí, que la decisión haya sido en esta última ocasión unilateral, su naturaleza divina de procreación fue superior a cualquier argumento intelectual y lógico que cualquiera hubiese podido darle ó seguramente no fui lo bastante claro a la hora de expresar mi deseo de no querer tener más hijos. Puede que este tipo de situaciones se repitan muy a menudo a lo largo y ancho del planeta, pero son muy pocos los que se atreven a contarlo y prefieren seguir siendo un eslabón más que une las marañas de mentiras en las que se teje la sociedad moderna, actuando siempre como debe ser y siendo siempre políticamente correctos.

Pues sí, aquí estamos comenzando el 2015 en el Hospital Sanitas de la Zarzuela en Madrid, esperando a SAMUEL, a quién le daremos la Bienvenida a la vida con amor, muchos aprendizajes nos traerás y por mi parte espero ser el mejor modelo de Padre que cualquier hijo pueda tener.

En un momento tan importante como este lo mejor es que esta pequeña familia, mi familia, la que hemos construido, con sus defectos, sus virtudes, sus diferencias, sus altos y sus bajos, este apiñada, alejada de esas pseudoamistades que como parásitos oportunistas siempre están en los momentos difíciles, opinando sin que se les haya pedido opinión, como héroes únicos, pero que en tus momentos de éxitos la envidia les aleja de ti. Es muy fácil apoyar a alguien cuando se está desfavorecido, en desventaja, en un situación difícil. Que se alejen de nuestras vidas esas almas tóxicas, camiones de basura que van esparciendo su carga en todo aquel con el que se cruzan.
Lo complejo y muy difícil es alegrarte y estar muy cerca cuando al otro le va bien, ese tipo de personas son gente optimista, proactiva, creativa, entusiasta, que aporté soluciones, constructores de puentes, constructores de vida, esa son las personas a las que les recibiremos gustosamente para juntos darle la Bienvenida a SAMUEL.

No se sí los hijos acercan o alejan a las parejas cuando ya a estas se les ha agotado el amor, lo que sí se es que debemos asumir, aunque cueste mucho entenderlo, que los humanos NO podemos controlar todo lo que nos pasa en la vida, que simplemente somos unas piezas de juguete que nos mueven las circunstancias, los aires de nuestra vida, o incluso las vidas de los que nos rodean de cerca o de no tan cerca.

Salud, Ilusión y Éxitos.
Guillermo Rodríguez B.

Anuncios

6 Respuestas a “Bienvenido Samuel.

  1. ¡Felicidades Guillermo a ti y a tu esposa! ¡Un fuerte abrazo a toda la familia que ha crecido y un venturoso 2015!

  2. Aunque parezca paradójico, los hijos simultáneamente unen y alejan a las parejas, pero lo que es más importante, son una bendición de Dios de la que sin darnos cuenta terminamos recibiendo mucho más de los que damos.
    Felicidades por el maravilloso regalo para vuestras vidas que representa Samuel, que el Señor lo colme de bendiciones y os llene a ti y a tu esposa con su amor.
    Un fuerte abrazo desde La Coruña

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s