Al Norte del Sur.

Al norte del sur

Al norte del sur con sus cielos siempre azul

donde las flores nacen sin que sea preciso primavera 

aún los niños juegan y la mayor riqueza son ellos.

Al norte del sur donde crece la esperanza
de todos aquellos que vinieron de tan lejos
Al norte del sur, las puertas siempre abiertas sin miedo
Con un corazón tan grande
y una vida por delante para vivir.

No lo dejes morir.
No lo dejes morir.
Porque un cielo como este
una tierra como esta, jamás nos la regalarán.
Porque un cielo como este
una tierra como esta, muchos la bendecirán. 

No lo dejes morir.
No lo dejes morir.
Porque un cielo como este
una tierra como esta, jamás nos la regalarán.

No lo dejes morir.
No lo dejes morir.
Porque un cielo como este
una tierra como esta, muchos la bendecirán.

No lo dejes morir.
No lo dejes morir.
Porque qué le entregarás a tus hijos cuando crezcan
jamás te lo perdonarán.
Jamás te lo perdonarán.     Franco de Vita.

Deseo de todo corazón lo mejor para Venezuela y para todos los venezolanos. Una tierra como esta muchos la bendecirán…Venezuela, conocerla es tu destino, empezamos el viaje?

Salud, Ilusión y Éxitos

Guillermo Rodríguez

Anuncios

3 Respuestas a “Al Norte del Sur.

  1. Pingback: Sebastián…Claudia…Venezuela! | Guillermo Rodriguez's Blog·

  2. Sencillo y emotivo, amigo….pero, no te apenes y descansa..

    Porque ese cielo azul de tu tierra, nada ni nadie puede apropiárselo. Esos portentos de vuestros paisajes, vuestras cálidas playas, vuestros lujuriosos bosques, vuestras sierras, vuestros ríos, vuestra Naturaleza, nada ni nadie podrá hacerlas morir. Ese espíritu amable, libre y abierto de vuestras gentes – que tú tan bien representas – nada ni nadie podrá hacerlo desaparecer.

    Ni las tropelías, ni los abusos, ni la sangre, ni el sufrimiento, ni el exilio lograrán que esos cielos, esas maravillas naturales y, por encima de todo, ese espíritu fenezcan. Tenlo seguro: no existe ser humano que pueda conseguirlo.

    Vosotros y vuestro hijos, y los hijos de vuestros hijos tenéis derecho a disfrutarlos y – Dios es Grande – los disfrutareis.

    Desde la distancia, comenzad el viaje. Muchos de nosotros estamos con vosotros. Y en ese periplo, os acompañamos.

    Un fuerte abrazo, amigo.

    Pedro Lalanda

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s